La firma se caracteriza por los vestidos hechos a la carta. Un punto diferencial y de servicio exclusivo que hacen de cada vestido de novia Virginia Vald que sea una pieza única y exquisita de alta costura.
 
Las clientas Virginia Vald pueden combinar y seleccionar diferentes piezas, detalles o estilos de diferentes vestidos para crear el suyo propio y sentirse aun mas identificadas con él, haciendo crecer su vestido de novia con el lujo y el detalle deseado.
 
Diseñados para una novia que desea sentirse como una modelo en una editorial de la mejor revista de moda, añadiendo un punto “rompedor” gracias a los complementos elegidos que permiten transformar su look a lo largo del día y la noche más especial de su vida.

La colección de vestidos de novia 2019, La Mar de Estrellas, está inspirada en los años 50 del Paris más evocador y barroco que se evidencia a través del uso del color: champagne, oro atenuado, vainilla, plata iriscente y el rosa palo, los empolvados o verde agua caracterizan las organzas y sedas interiores.

En cuanto al diseño, priman los escotes de princesa o a caja cerrada con cuerpos brocados y manga tres cuartos llenos de pequeños y únicos detalles que se combinan con faldas de ensueño en tul y organza cuajadas de volantes infinitos y rematadas con colas arrasadoras.

El toque único y original destaca a través de las asimetrías, evocando formas vaporosas y cómodas que dejan entrever los tobillos.

 

El vestido se reinventa a lo largo del día y se transforma desde el clasicismo deseado para la ceremonia hasta altas horas de la madrugada, para que la novia disfrute de su momento “mas rockero”.

En la colección de vestidos de novia “Made in Ibiza” se incluyen tejidos orgánicos manteniendo la esencia de la marca y su respeto hacia lo natural omitiendo todo lo acrílico, introduciendo el uso del algodon, bordados naturales, el tul y las organzas como referencias a seguir.

Adicionalmente, Virginia Vald siempre aporta su buen hacer como estilista para que las formas resalten la silueta y destaquen la belleza genuina de cada novia. Personaliza cada vestido para que cada una se sienta ella misma, única.

Como dice Virginia Vald “Los vestidos de novia que diseño no son de mi colección, son de mis novias”